Blogia
LegionesdeLuz

No dejes escapar la felicidad

LA FELICIDAD

 

La búsqueda incansable de la felicidad, nos lleva a  agobiarnos y cuando ella pasa a nuestro lado no verla. La felicidad es algo que fluye espontáneamente desde el cosmos y a  lo que todos tenemos no solo derecho,  sino la obligación de disfrutar.

Como padres deseamos  lo mejor para nuestros hijos, ¿Cómo entonces el creador  de todas la cosas nos la va a negar?. A veces la buscamos en sitios equivocados, o creemos que  lo que socialmente está bien visto es  lo  correcto.

 Lo primero es ser libres de las ataduras ficticias impuestas, por una falsa moral que ha condenado al ser humano a lo largo de la historia.

Luego debemos estar abiertos a las oportunidades que nos brinde la vida, dejar fluir a través nuestro la energía del cielo, recordar que nuestro Angel de la Guarda está ahí, detrás nuestro esperando que  lo llamemos que nos acurruquemos entre sus alas y nos abandonemos a la maravilla indescriptible de la magia universal.

Es verdad, que muchas veces hemos sufrido,  pero no es culpa de un Dios castigador, ese Dios no existe, ha sido creado en el pasado para que temerosos de su ira no pudiéramos sentir la libertad. Ha llegado el momento de romper las cadenas que nos ataron  a ideas equívocas.

Nuestro sufrimiento no es otra cosa que el karma acumulado a  lo largo de las distintas reencarnaciones, a los miedos que aún permanecen anquilosados en nuestro inconsciente.

Ha llegado el momento del Dharma, de extender los brazos al cielo para recibir sus dones. Ha llegado el momento de entender que aquello aparentemente negativo que hay en nuestra vida es una enseñanza más del largo aprendizaje que nos religará con la fuente de vida  universal. Cuando esto  lo hayamos comprendido no con la cabeza, sino con el corazón, descubriremos que somos felices, porque el dolor será en muchas ocasiones el camino al conocimiento verdadero, el del entendimiento.  Sólo  así dejaremos de sentirnos marionetas del destino, y percibiremos cuan importante somos, a medida que seamos más fuertes y más sabios, descubriremos que los problemas nos son dados para que descubramos nuestra capacidad infinita para resolverlos, de una u otra manera.

Todo  lo que nos ocurre a  lo largo de un ciclo  lo hemos convocado nosotros mismos antes de encarnar, porque ese es el camino para crecer, ahora no  lo recordamos, pero nuestro ser interno  lo sabe. Cuando dejemos de oponernos a  todo, cuando dejemos de sentirnos víctimas, cuando podamos aceptar las cosas como parte de ese camino evolutivo,  cuando nos abramos con alegría y confianza a las energías que fluyen desde el universo, sentiremos que una paz infinita nos recorre, descubriremos que somos parte de ese Dios, uno de sus rostros, una de sus manifestaciones.

Entonces percibiremos nuestro infinito poder y trascendencia y la verdadera felicidad que emana del universo nos colmará, nos envolverá, penetrará en nosotros , emanará de nosotros.

Cuando luchamos  denodadamente por lograr una felicidad que creemos nos merecemos y la lucha nos desgasta,  nos  agobia es que estamos en el camino equivocado.

Debemos confiar  en la maravilla inconmensurable del cosmos y dejar que fluya a través nuestro espontáneamente, naturalmente sin forzarlo. Solo  así nos sentiremos libres y podremos descubrir la verdadera felicidad.

 

                                                     Con mis más sinceros deseos de paz profunda.

               

                                                                                                                      Silvia Munafó

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres