Blogia
LegionesdeLuz

Sabiduria de los Pieles Rojas

El  camino de la luz

 

Cuando iniciamos el camino hacia la luz, nos encontramos con tantas ideas, que la mayoría de las veces terminamos confusos.

Creo que una de las  formas más directas de poder encontrar  la senda correcta es  buscar en las fuentes y mejor si ellas son sencillas pero profundas.En mi eterna travesía buscando respuestas, me he asomado a muchas tradiciones he buscado los puntos comunes y he podido vislumbrar un leve atisbo de la luz.Bajo ningún concepto han sido  seres de este mundo mis maestros,  sino la filosofía pura de cada tradición y entre ellas la de los Indios Americanos me ha transmitido muchas cosas  grandiosas como por ejemplo, su conocimiento  simple y  directo pero con una gran sabiduría  en todo lo que respecta a la tierra, a la naturaleza, a los animales y a todo los que nos rodea.Ellos comprendían el alma de las cosas con tanta claridad que  han despertado en mi una gran admiración.. He trascripto para ustedes “PLEGARIA POR LA TIERRA”, porque creo que es el momento ñeque todos debemos ponerla en practica, antes que hayamos acabado con nuestro mundo.  

                         PLEGARIA POR LA TIERRA

              

  Gran  Padre, Gran Espíritu, otra vez sustentarme sobre la tierra y reclinate para escuchar mi endeble voz. Viviste primero, eres más antiguo que toda necesidad, más viejo que toda plegaria. Todas las cosas te pertenecen: los bípedos, los cuadrúpedos, las alas del aire, y todo lo verde que late.

 Estableciste los poderes de  los cuatro ángulos de la tierra para que se entrecrucen.  Me hiciste recorrer  el buen camino de las dificultades, y  donde e cruzan, el lugar es bendito. E día se va, el día vine para siempre, eres la vida de las cosas. ¡Oye! Inclínate para oír mi tenue voz.            En el centro del círculo sagrado.Has dicho que debo hacer que  los       árboles florezcan.con lagrimas corriendo, OH Gran Espíritu,               OH Gran Padre.Con lagrimas corriendo debo decir      Que  el árbol jamás ha florecido.Aquí estoy de pie, y el árbol luce marchito.De nuevo evoco la gran visión que me diste.Puede ser  que una pequeña raíz de árbol            sagrado siga viva      ¡Nútrela entonces para que pueda  soltar hojas                Y florecer.Y llenarse con pájaros cantores! Escúchame, que el pueblo pueda  de nuevo           Encontrar e buen camino               Y el árbol protector.                                              BLACK ELK (ALCE NEGRO)                                   HOMBRE SANTO DE LOS  SIOUX  OGLALA                                                1863- 1950                                                       Espero les haya gustado,  me despido con un fragmento de  una canción SIOUX que dice: 

“Tu no puedes herirme, nadie puede herir a quien ha soñado un sueño como el mío “

                                        hasta pronto

                                                                  Silvia Munafó

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres